| Método de acciones desencadenantes
Noticias

 Llamanos: 5368-1644

Llamanos: 5368-1644

¿Cómo elegir el contenido de su sitio web?

Con 1-posicionamiento nadie ,los encontrará por "casualidad".

En Internet, el contenido es el rey, pero sin embargo muchos webmasters y dueños de sitios, parecen determinar su contenido sin ningún análisis previo. Para que el contenido del sitio tenga la oportunidad de desencadenar las acciones que se desean en el visitante, hay que crear una estrategia.

Muchos sitios de empresas, asociaciones o administraciones parecen haber sido lanzados sin reflexionar realmente sobre su utilidad, propósito u objetivo real. Aparecen en línea porque tienen que estar, porque desean absorber algo de tráfico o para valorizar la imagen. Pero estos sitios raramente tienen un retorno de la inversión. La mayoría son una acumulación de contenido sin un verdadero hilo conductor, sin un verdadero estudio de los visitantes, y más grave aún: sin que los objetivos de la empresa estén definidos claramente. En consecuencia, estos sitios están destinados al fracaso.

Existen métodos de análisis simples, que permiten optimizar el contenido que debe proponerse en el sitio, de tal modo que maximice sus oportunidades al obtener un buen retorno sobre las inversiones. Estos métodos se basan en la determinación o en las acciones que se desea que realicen sus visitantes y clientes potenciales, y en el análisis de la información que puede desencadenar estas acciones.

Lo llamamos método de acciones desencadenantes.

Este método permite determinar el contenido necesario para orientar el comportamiento de sus visitantes en favor del sitio. No exime de un trabajo complementario sobre la ergonomía del acceso a estos contenidos Existen 4 etapas para determinar el contenido:

1) Determinar el lugar del sitio web en la cadena de producción, el valor de su estructura, si es una empresa, y el lugar en el proceso de venta.

2) Determinar en términos precisos las acciones que querrían que realicen sus visitantes durante o después de su paso por el sitio.

3) Para cada categoría pertinente, determinar, para sus visitantes, los elementos (información, servicios en línea, elementos de interfaz) susceptibles de desencadenar estas acciones sobre el fondo y sobre la forma.

4) Determinar el contenido del sitio y su arquitectura en función de las acciones y desencadenantes que identificaron.